24 abril 2024
La Furia

FELICES FIESTAS…

Felices Fiestas…
Aún no recuperado de las últimas heridas, el barón reposa la espalda en el
rugoso tronco de un viejo sauce mientras sus piernas sueltas y tendidas, descansan sobre los tiernos helechos que rodean el cauce de un arroyo. Un arroyo de aguas cristalinas que se arrastran inquietas como su mente, formando a intervalos y tras un intangible chasquido, unas diminutas pompas de aire que se expanden por la superficie formando círculos. Los seres alados que habitan en las copas de los árboles, a través del aire se comunican con fascinantes sonidos creándose una conmovedora y hechizante atmósfera. Es Navidad.

El barón está decepcionado por las desagradables noticias que a la torre llegan de su amada Tierra Santa. Le invade un profundo dolor al tiempo que su esperanza se desvanece. A unos pocos metros de distancia, Sincero, ajeno a las divagaciones de su amo, olfatea el suelo tratando de arrancar con sus patas delanteras la mala hierba. El barón medita ausente alejado del mundanal y en su interior, anidan las lamentaciones.

En su blanca torre almenada con perfiles dorados reflejos del sol, conserva un antiguo espejo de azogue que para su sorpresa, se ha convertido en un túnel del tiempo. Al cruzarlo, debidamente adiestrado por las sabias indicaciones del mago Merlín, puede viajar hasta el presente. Ayer sin ir más lejos consiguió imágenes que le trasladaron siete siglos después de las Cruzadas, logrando ver atónito y escandalizado a sus legatarios, el fruto de su simiente celebrando la Nochebuena. Los vio reunidos junto a la chimenea del gran salón alrededor de una mesa redonda que le trajo nostálgicos recuerdos de Camelot. Allí encontró tres generaciones: los abuelos, los hijos y los nietos que reían y comentaban, mientras se daban un banquete regado con esencias frutales que desprendían burbujas. En una esquina del salón descubrió un abeto engalanado con guirnaldas y bolitas de colores que centelleaban. El barón no supo si reír o llorar, quedó alucinando con sus vestimentas y exclamó: ¡Por Belcebú!, ¡cómo han cambiado los tiempos! Por un instante se sintió afligido por no poder abrazarlos, Merlín no hace milagros. Pero después, al observar que parecían dichosos, en sus trémulos y gruesos labios apareció una sonrisa de satisfacción y emocionado, levantó la mirada al cielo dando gracias a Dios.

No os importará, no sin antes quitarse de encima la armadura, los guanteletes de hierro con los que se rasca, el jubón que está para no usarlo jamás, y el camisón de lino con sus sobaqueras rasgadas, que el barón se siente en vuestra mesa.

Felices fiestas y que nuestros deseos se cumplan.

0 0 votos
Article Rating
Subscribirte
Notifica de
4 Comentarios
El más nuevo
Más antiguo Más votado
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
goyu73
4 Meses hace

Felices fiestas a todos, sobretodo a los que estais aquí al pie de cañón y como no un fuerte abrazo a Martin Cid, que sin él, este foro sería un cementerio jejeje.
Ya de paso hago un llamamiento a todos los foreros que nos leen, que son muchos, que se animen a comentar, gracias a todos. HALA MADRID

Martin Cid
4 Meses hace

Felices Fiestas Madridistas!!

PedrinhoMurcia
4 Meses hace

Felices navidades . Este año pinta bien, por lo menos Florentino ha conseguido su título, ganarle a Tebas y UEFA

feliz-navidad-feliz-ano-nuevo-2023-arbol-luces-doradas-decoracion-polvo-brillo-magico-borroso-dorado_114352-953
4
0
Me gustaría saber que piensas, por favor comentax